¿Descansás el fin de semana? No te ha sucedido que después de transcurridas estas 48 horas regresas a tus actividades cotidianas con más cansancio de lo habitual o, simplemente con la sensación de no haber disfrutado de nada. Más allá de ser un espacio para la recreación y el descanso, los fines de semana se han convertido en un tiempo muerto, en el que ni se descansa y se desconoce cómo transcurrieron.

Sin embargo, ¿cuáles son los errores que se cometen para no tener un fin de semana reparador? Con información del The Huffington Post te decimos cinco de ellos:

 

1. Social jet lag. Los acontecimientos sociales de fin de semana pueden exigir una rutina totalmente diferente en comparación con el resto de la semana.

Quedarse hasta tarde por la noche y luego dormir en al día siguiente podría provocar que te sientas más cansado y hacer más difícil la acción de regresar a un horario de sueño normal. Para evitarlo trata de que tus horas de sueño no sean diferentes a las de entre semana.

 

2. Comer en exceso. El fin de semana viene acompañado de la oportunidad de salir a comer, tomar algunas copas o de caer en la tentación de un postre. Lo que no sólo puede provocar malestares físicos sino un aumento de peso.

 

3. Nunca te desconectas de la red. Estar constantemente conectado puede tener una serie de efectos negativos para la salud; ejemplo, disminución de la concentración y niveles altos de estrés para dormir. Para evitarlos trata de desconectarte por lo menos una tarde y en su lugar puedes realizar una actividad física.

 

4. Ponerse al día en el trabajo. De acuerdo con Laura Vanderkam, autora del libro “Lo que las personas con éxito hacen en su fin de semana” indica que antes  de sentarte frente a tu computadora para pasar una tarde del sábado  para ponerte al día en el trabajo, debes tomar en cuenta que tener un tiempo de relajación te hará más productivo.

 

5. Hacer las labores de la casa. En lugar de planear y organizar todas las cosas que debes hacer el fin de semana, trata de pasar 30 minutos  por lo menos haciendo algo que te gusta.

 

Hacer que un fin de semana sea reparador sólo es cuestión de aprender a organizar y de ordenar prioridades.

¡Disfruta de tu tiempo con los que amas!